jueves, 1 de diciembre de 2016

Violencia de género: subtipo agravado de lesiones en domicilio (153. 3 Cp)



La reciente STS 4988/2016, de 18-XI, ponente Excmo. Antonio del Moral García, anula una condena respecto al subtipo agravado de lesiones de género en domicilio (153. 3 Cp), de acuerdo con lo que se lee en el FJ 4º:
CUARTO.- El tercer motivo acude al art. 849.1 LECrim para denunciar indebida aplicación del art. 153.3 CP. Se combina el argumento jurídico con un intento de modificar el hecho probado (art. 849.2º). La vivienda donde se cometió el hecho no era el domicilio de la víctima y por lo tanto no procedía la apreciación del subtipo agravado previsto en tal precepto, sostiene el recurso.

Con diversos documentos (básicamente las reseñas iniciales consignadas en sus declaraciones) se pretende demostrar que no se trataba del domicilio de la víctima. En realidad no es necesaria la mutación del hecho probado. De la propia sentencia se desprende que no era el lugar de residencia habitual de la víctima.

Era una casa en el campo que pertenecía a sus padres y que solo esporádicamente era ocupada. En las manifestaciones en el juicio oral se habla de que hacía unos tres años que no habían estado en ese inmueble. De hecho, la víctima carecía de llaves de la verja exterior. Para llegar a esa conclusión no es necesario alterar el Facttum en el que no solo no se expresa que tal casa fuese el domicilio de la víctima, sino que además hay base para inferir otra cosa.

El problema, así delimitado y una vez efectuada esa precisión que se pueda deducir de la sentencia, es netamente jurídico.

El motivo merece ser estimado.

El art. 153.3 habla del domicilio de la víctima.
Con esa agravación se presta una tutela reforzada al ámbito de privacidad de la víctima sancionando de forma más rigurosa el plus de antijuridicidad y victimización que supone que el ataque o la agresión se lleve a cabo en el espacio de privacidad de la víctima, en el lugar donde desarrolla su vida cotidiana, en su más señalado reducto de intimidad.

Han de excluirse del ámbito de la agravación por razones tanto teleológicas como estrictamente literales los supuestos en que el maltrato se lleva a cabo en un inmueble que, siendo propiedad de víctima o familiares, no constituye su domicilio ni siquiera transitorio o de temporada; o en un lugar de estancia meramente esporádica o puntual (la habitación del hotel, v. gr.). No es que se quiera administrativizar el concepto de domicilio del art. 153.3, (vid. STS 731/2013, de 7 de octubre); pero sí exigir que estemos ante un lugar de desarrollo más o menos estable de la propia vida personal”.


Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Acuerdo de Pleno del Supremo sobre atenuación en terrorismo (579 bis 4º Cp)



Una vez más, gracias a Roberto Guimerá Ferrer-Sama, Director de la sección penal de la Editorial Sepín, he tenido acceso al texto del nuevo Acuerdo del Pleno no Jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, adoptado en reunión del pasado jueves 24 de noviembre de 2016 en materia de la atenuación en delitos de terrorismo prevista en el art. 579 bis. 4º CP:

ACUERDO DE APLICACIÓN RETROACTIVA DEL ART. 579 BIS.4°
1°.- El nuevo párrafo 4° del art. 579 bis C.P. introducido por la reforma operada por la L.O. 2/2015 de 30 de marzo, constituye una norma penal más favorable aplicable tanto a los hechos enjuiciados tras su entrada en vigor, como a los ya sentenciados, bien por la vía de la casación o bien mediante la revisión de sentencias cuando las condenas sean firmes, y estén ejecutándose.
2°.- Como se establece expresamente en el texto de la misma, esta atenuación es aplicable a todos los delitos previstos en el Capítulo VII, referido a las organizaciones y grupos terroristas y a los delitos de terrorismo, incluidos los delitos de promoción o participación en organización o grupo terrorista sancionados en el art. 572.
3°.- Para la aplicación de esta atenuación podrá tomarse en consideración el dato de si la rama de la organización terrorista en la que se integra el acusado o condenado es precisamente aquella que realiza de modo efectivo la acción armada o atentado violentos, o una de las organizaciones dependientes que se integran en el entramado de la organización armada para cooperar con sus fines. En este último caso habrá de valorarse tanto la actividad que realiza el acusado o condenado dentro de la organización, grupo o sector en el que se integra, como la relevancia o entidad de las funciones o misiones que desarrolla este sector de la organización dentro del conjunto del entramado terrorista.
4°.- Sin que en ningún caso pueda estimarse que el mero hecho de que el sector de la organización en que se integra el acusado no utilice armas o explosivos ni realice atentados terroristas, determine por si solo la aplicación de la atenuación, siendo necesario evaluar caso por caso los criterios anteriormente señalados.”.


Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

martes, 29 de noviembre de 2016

Publicado el libro “Casos prácticos de Derecho procesal penal”



El pasado viernes me enteré de que ya era oficial que había visto la luz mi primer libro, “Casos prácticos de Derecho procesal penal”, publicado por la Editorial Ezcurra y que ya se puede encontrar en librerías físicas y virtuales.

Ante todo, quiero agradecer a Miguel Ezcurra la posibilidad que me brindó de redactarlo y a mi padre, Juan Antonio Frago Gracia, por todas las correcciones realizadas.

El libro, en síntesis, consiste en un compendio de cuarenta casos prácticos que van desde el estatuto procesal de la persona jurídica a la violencia de género, pasando por las diversas fases del proceso penal (instrucción, fase intermedia y juicio oral) y los distintos procesos existentes (delitos leves, abreviado, sumario ordinario y jurado). En algunos casos estamos hablando de un solo supuesto y otros están divididos en varios mini casos. Todos ellos tienen diez preguntas con sus correspondientes respuestas. Dado el concepto que me transmitieron desde la Editorial, he intentado que sea lo más claro posible y que desde un alumno de los nuevos Grados de Derecho a un profesional consumado, pasando por todos los términos intermedios, puedan verlo de utilidad.

Quien desee realizar alguna matización de alguna respuesta, o en su caso advierta alguna errata, que se sienta libre para escribirme a enocasionesveoreos@gmail.com Soy el primero que desea seguir aprendiendo y dado que se redactó al poco tiempo de la promulgación de las dos leyes procesales de finales de 2015, es muy factible que en algún punto se encuentren razonamientos divergentes por otros juristas. Espero que al que lo consulte le guste.


Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

lunes, 28 de noviembre de 2016

Acumulación de condenas: la localización permanente no se acumula



La reciente STS 4775/2016, de 31-X, ponente Excmo. Alberto Jorge Gumersindo Barreiro, revoca parcialmente un auto de un Juzgado de lo Penal de Córdoba. El FJ 3º es claro en el sentido de que las penas de localización permanente no pueden acumularse a la extensión de las de prisión.

Dice el FJ 3º:
Así las cosas, se ha de estimar el recurso de casación, toda vez que en el auto recurrido no sólo se establece el triple de la pena privativa de libertad, sino que se calcula también el triple de los 8 días de la pena de localización permanente, equiparándola así a una pena de prisión, criterio de equiparación que ha sido rechazado por numerosa jurisprudencia de esta Sala debido a la heterogeneidad que concurre entre la pena de prisión y la de localización permanente, al ser sustancialmente dispares su gravosidad aflictiva (SSTS 319/2016, de 15-4; 321/2016, de 18-4; y 355/2016, de 26-4 , entre otras).”.


Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

viernes, 25 de noviembre de 2016

Unificación penitenciaria: pérdida del beneficio de redención por quebrantamiento



La reciente STS 4931/2016, de 7-XI, ponente Excmo. Juan Ramón Berdugo Gómez de la Torre, contra una sentencia de la Audiencia de Sevilla, el Alto Tribunal ha decidido los siguientes puntos, al efecto de unificar doctrina ante sentencias contradictorias:
Declaramos en el recurso de casación para unificación de doctrina interpuesto por la representación procesal del interno Juan Enrique contra el auto dictado por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla de fecha 14 de enero de 2.016, que procede unificar la discrepancia en el sentido de considerar correcto el criterio mantenido por el referido y en consecuencia declarar:
1º En los casos en que esté pendiente proceso penal por quebrantamiento de condena, será necesario sentencia firme de condena para la pérdida del derecho de redención de penas por trabajo del art. 100.1 CP. 1973.
2º En los casos en que por prescripción del delito u otra causa similar, no sea posible la sentencia condenatoria, los Jueces y Tribunales competentes deberán valorar si los datos fácticos existentes en la causa constatan la existencia del quebrantamiento en cuyo caso podrán acordar la perdida de tal derecho.”.

Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

miércoles, 23 de noviembre de 2016

La ISO 37001 antisoborno para dummies



Este post lo redacto al efecto de explicar someramente en qué consiste la célebre y reciente ISO 37001 y para qué sirve.

¿Qué es la ISO 37001?
La regla ISO 37001 es una norma estandarizada a nivel mundial. La ISO es la International Organization for Standarization (Oficinal internacional de normalización o estandarización), que, en resumen promueve la aparición de estándares comunes de las cuestiones más variopintas (medioambiente, calidad de los sistemas, gestión de riesgos, etc.).

En concreto, la ISO 37001 recibe el nombre de “Anti bribery Management Systems- requirements with guidance for use” (Gestión de sistemas antisoborno. Requisitos con guías para el uso).

¿Qué le importa esto a los penalistas?
Tener implementados sistemas eficientes contra el delito (en este caso los de cohecho, 427 Cp y de corrupción entre particulares, 286 bis y ss Cp), puede servir para atenuar la pena de las personas jurídicas o, incluso, eximirlas completamente, en el caso de haberse incluido estos protocolos y haber cometido el autor material del delito (sea mando o empleado), eludiendo fraudulentamente los protocolos. El riesgo 0 no existe, pero la implementación es capital.

En concreto, ¿para qué sirve a los Fiscales?
La Circular 1/2016 FGE señala que estos planes no eximen por si solos de la pena pero que serán un pilar fundamental para la obtención de la exención de pena o atenuación.
Por tanto, está íntimamente relacionado, en lo relativo a los sobornos, con el art. 31 bis 2. 1º y 31 bis 5, 1º y 2º Cp, así como lo que se relata en los puntos 5. 3 y 5. 6 de la ya citada Circular 1/2016 FGE.

¿Es certificable? ¿para qué sirve la certificación?
Todas las reglas ISO que acaban en 1, a diferencia de las que acaban en 0, sí son certificables. Por tanto una consultora puede verificar que el protocolo establecido por la empresa se adecúa a la ISO 37001 o a la que queramos en el caso concreto.
Cabe insistir en que la certificación no es la panacea. Cabe prueba para desvirtuar la efectiva implantación (testifical, en el sentido de interrogar a los trabajadores sobre la formación antisoborno recibida, prueba de la empresa sobre formación impartida, como ocurre con los EPI en prevención de riesgos laborales, etc.).
Existen certificaciones para todo: desde los extintores de nuestra comunidad de vecinos, en el sentido de que tienen carga y están aptos para el uso, el buen funcionamiento de los ascensores, el respeto medioambiental de una construcción y esta ISO 37001 afecta a su ámbito propio, que puede ser supervisado por un tercero ajeno (quizás AENOR sea la certificadora más famosa, aunque hay muchas otras).

¿Qué antecedentes hay sobre normas antisoborno?
Para mí es claro que las dos normas por antonomasia son la FCPA (Foreign corrupt practises act) de 1977 norteamericana y la UK Bribery act 2010. Normas que, en esencia, buscan sancionar a los nacionales que sobornan en el extranjero, aumentando la mancha de la corrupción en países débiles y perjudicando la igualdad comercial de todos los competidores (si uno soborna y el otro no, no hay que ser muy listo para saber quién se llevará el contrato).

Sin embargo, la ISO examinada va mucho más allá, dando patrones para adoptar a nivel interno empresarial.

¿Son aplicables estas normas para las Administraciones?
Las Administraciones, con las salvedades del 31 quinquies Cp, no pueden ser investigadas como personas jurídicas. Sin embargo, nada impide que adopten estos protocolos.

¿Quién está detrás de esta ISO 37001?
Las ISO se aprueban tras numerosos informes de comités de expertos internacionales, del sector público y privado. En la ISO aludida han intervenido grandes especialistas españoles. La ISO es, en todo caso, una organización no gubernamental (para más información se puede consultar la Wikipedia o su página web oficial).

¿Qué estructura tiene la ISO 37001?
Traduciéndola, porque la tengo en inglés, y esperando no cometer errores, está dividida en las siguientes partes:
Objeto de la misma (sobornos en el sector público, dentro de la organización, a través de terceros interpuestos, etc.).
Definiciones de los términos principales.
Contextualización de la organización (comprender qué es la misma, necesidades y expectativas de los stakeholders o afectados, alcance de las normas antisoborno, sistema de gestión, identificación de riesgos).
Liderazgo (responsabilidades del órgano de dirección y de administración, políticas antisoborno, responsables y autoridades contra el soborno).
Planificación (Acciones de identificación de riesgos, custodia de documentos y objetivos a mejorar).
Apoyo (recursos, competencias, formación de mandos y empleados, comunicación, más sobre documentación).
Operativa (Planificación y control, diligencia debida, controles financieros y no financieros, control sobre empresas y negocios vinculados, regalos, donaciones, superación de controles inadecuados, investigaciones internas).
Evaluación del desempeño (Monitorización, análisis y evaluación, auditoría interna, revisiones temporales).
Implementación de mejoras (corrección de errores detectados).

Y, finalmente, aparecen unos anexos.

Por tanto, incluso un Fiscal tiene mucho que rascar aunque le presenten un precioso sello, porque se puede preguntar por todos los extremos que ha de conllevar una efectiva implementación.


Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

martes, 22 de noviembre de 2016

Personas jurídicas, daños informáticos y los dos autos de imputación del PP


(Discutir en Internet es algo así)
Este post lo hago, más que nada, por tener localizadas dichas resoluciones, dictadas contra el criterio de la Fiscalía, y que aparentemente están bien motivadas (cosa distinta es si adecuadas a la prueba, que se verá en el juicio correspondiente).

Ambos son autos dictados por el Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid.

Auto que rechaza el recurso de reforma de las defensas y la Fiscalía contra el anterior (de 23-IX-2016).


Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en